No me abandones en el olvido.

Soy una persona y soy militar de vocación, alma y corazón, mi identidad es servir con lealtad a mi país, lo que conlleva proteger tu vida por encima de la mía.

Gustosamente te sirvo porque creo en ti.

Soy tu hija, tu hermano, tu vecino, tu amiga, tu mujer, tu marido, soy tu amigo y me conoces bien.

Tal vez no lo sepas, pero yo daría mi vida por ti, por protegerte, porque esa es mi misión.

Quiero seguir ayudándote y protegiéndote toda mi vida, porque como tú, amo la vida.

Estoy triste y mi corazón se rompe, porque pronto me obligaran a abandonar esta vida y perderé mi seña de identidad, servir a España, cuidar de ti.

Mi pecado es llegar casa un día y soplar las velas de una tarta que me diga que he cumplido ya los 45 años de edad.

Mi deseo es seguir siendo militar y sin embargo mi agrio regalo es un cese laboral por razón de edad.

Cuando mi hijo me mire y me diga pide un deseo, se lo que voy a pedir:

“Deseo que la Sociedad me ayude a no caer en el olvido y no tener que cesar, porque la Defensa de España no es temporal”

Por favor ayuda a las 50.048 personas que en el año 2036 estaremos en la calle sin identidad, con el corazón roto y sin poder seguir cuidando de ti.

Por favor mueve este mensaje,  #JuntosSomosMásFuertes #SomosUMT

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Copy link
Powered by Social Snap